RUSIA ASPIRA A CONVERTIRSE EN LIDER MUNDIAL EN ENERGÍA Y TECNOLOGÍA NUCLEAR CIVIL

Actualmente, Rusia ocupa el cuarto lugar entre los países líderes en extracción de uranio (tan solo superado por Canadá, Australia, y Kazajstán). En 2007, Rusia extrajo 3.527 toneladas de mineral de uranio y existen muchas posibilidades de que esas cifras sean mucho más altas en años sucesivos. Rusia puede incrementar considerablemente la producción de uranio si pone en marcha proyectos de prospección y explotación de nuevos yacimientos, ante todo, en Siberia Oriental. Y también, si las empresas nacionales del sector nuclear logran acuerdos de cooperación con otros países ricos en mineral de uranio.

Actualmente, el mercado mundial de extracción y producción de uranio está convulsionado pero predomina el optimismo. El mercado de este material se caracteriza por su alto grado de monopolismo, las tres cuartas partes del uranio que se produce en el mundo es obtenido por apenas cinco países. Al optar por el desarrollo de la energía nuclear, Rusia fijó entre sus metas acumular reservas adecuadas de este mineral y adoptar una estrategia pragmática para la renovación permanente de este recurso estratégico.

Además, Rusia y Kazajstán comenzaron una nueva fase de cooperación en el ámbito del uranio en 2006 tras la adquisición por parte de Moscú del 49 % de las acciones de la empresa administradora del yacimiento Zaréchnoye, en el sur de Kazajstán, con reservas estimadas en 19.000 toneladas de mineral de uranio.

Convenios suscritos con empresas australianas en 2007 permitirán a Rusia recibir anualmente uranio por un monto de mil millones de dólares.

Tras concluir estudios de factibilidad técnica y conveniencia económica, Rusia y Armenia firmaron protocolos para la creación de una empresa mixta destinada a la prospección geológica y extracción de mineral de uranio en territorio armenio. Otro país candidato a colaborar con Rusia es Mongolia que en teoría, cuenta con las mayores reservas de uranio del planeta.

Se puede afirmar que los países productores de uranio están desarrollando una amplia campaña de expansión estimulados por diversos factores, en ellos, la coyuntura alcista de sus precios, porque el valor del uranio en el mercado mundial paulatinamente aumenta a ritmos más acelerados que el petróleo y el oro. El desarrollo de la ciencia y la tecnología permitió que el elemento número 92 de la Tabla Periódica se perfile en una fuente colosal de energía. En condiciones de crisis energética global, este metal blando de color gris tiene un valor incalculable. Por su potencial energético, un centímetro cúbico de uranio equivale a 60.000 litros de gasolina, entre 110 y 160 toneladas de carbón, y casi 60.000 metros cúbicos de gas.

En Rusia, la principal empresa que produce hasta el 93 % del mineral de uranio es el la Planta de Extracción y Tratamiento Priargunski, localizada en la ciudad de Krasnokámensk, en la provincia de Chitá fronteriza con China y Mongolia. La planta explota yacimientos con reservas valoradas en 150.000 toneladas con una producción anual de 2.500 y 3.000 mil toneladas en tecnología de extracción de alto costo.

Otro 7 % del uranio ruso es obtenido por el denominado método de lixiviación (tratamiento del mineral con disolventes), un proceso menos costoso en yacimientos de uranio en la provincia de Kurgán, y en la República de Buriatia en Siberia.

La empresa satisface las necesidades de uranio del país, pero no produce metal fisible necesario para desarrollar otras actividades que adelantan empresas rusas del sector nuclear a nivel internacional.

Rusia debe proveer de combustible nuclear las centrales nucleares que construyó para otros países durante los tiempos soviéticos, y si a este combustible se agrega los recientes contratos de enriquecimiento de uranio y el reciclaje de combustible nuclear, la diferencia entre las existencias de uranio y las necesidades de este elemento para asumir todos los compromisos asciende a 6.000 toneladas de uranio al año.

Parte de este déficit se cubre a partir de las denominadas “fuentes segundarias” como los depósitos de materiales fisibles y el armamento nuclear que debe ser reprocesado o reconvertido para su aplicación civil en virtud a tratados de desarme firmados entre los países. Pero esas “fuentes secundarias” que al inicio de la era atómica tenía la mayoría de las potencias se agota a ritmos acelerados y desaparecerá definitivamente en los próximos diez o quince años.

En Rusia la extracción del mineral de uranio está a cargo del monopolista Atomredmetzoloto, integrada a la corporación estatal Rosatom. Según la empresa, el presente año la extracción de uranio prevista equivaldrá e 3.880 toneladas con miras a alcanzar las 20.000 toneladas en 2024.

En general, las reservas descubiertas de uranio en el territorio ruso se aproximan a las 564.000 toneladas. Esta cifra incluye el yacimiento de uranio Elkon el mayor del territorio ruso con reservas de al menos 344.000 toneladas y localizado en noreste de la República siberiana de Yakutia-Sajá. Se trata de un yacimiento muy incómodo porque se encuentra en la zona inhóspita de hielos perpetuos y vetas de mineral a mucha profundidad. Según los planes previstos, el yacimiento Elkon deberá producir 5.000 toneladas anuales de uranio en 2020 y la otra fuente importante de uranio procederá de los yacimientos que de manera conjunta explota Rusia en Kazajstán.

Los expertos estiman que las reservas de uranio natural y el uranio obtenido de la reconversión del armamento nuclear permitirán a Rusia en 2030 controlar el 45 % del mercado mundial de enriquecimiento de uranio destinado a los reactores de las centrales nucleares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s