¿FAVORECE EE.UU. EL CALENTAMIENTO GLOBAL PREMEDITADAMENTE?. SU POLÍTICA RESPECTO AL ÁRTICO NOS HACE SUPONER LO PEOR…

Parece cuanto menos curioso que los EE.UU. hayan dado por perdida la denominada “Batalla por el Ártico”. Mientras que Rusia realiza todo tipo de exploraciones científicas y ecológicas, así como tareas de vigilancia y control, los norteamericanos y su séquito OTANico se han limitado únicamente a criticar con un histerismo nada tranquilizador. ¿ESTÁN ESPERANDO A QUE EL CALENTAMIENTO GLOBAL DERRITA LOS CASQUETES Y ASÍ TENER VÍA LIBRE PARA EXPLOTAR LOS RECURSOS QUE SE ESCONDEN?

Según afirma el almirante Thad W. Allen, jefe del Servicio Guardacostas americano, EEUU está perdiendo la batalla del Ártico ante Rusia. “Vamos perdiendo posiciones en la competencia global”, afirmó el militar al defender ayer ante el Congreso mayores inversiones en la flota nacional de rompehielos polares, cuyo potencial “está en peligro”. Rusia completará el próximo año un programa que “va a asegurarle la posesión de varios rompehielos pesados de propulsión nuclear mucho más allá del año 2020”, señaló Allen. El pasado año, los rusos pusieron en servicio su mayor rompehielos atómico, “50 años de la Victoria”, que “les garantiza el acceso a los recursos naturales del Ártico”.

La Marina estadounidense dispone hoy de dos rompehielos árticos, Polar Star y Polar Sea, pero les queda poca vida operativa, por lo que Allen cree necesario que el Congreso apruebe las asignaciones necesarias para desarrollar sustitutos modernos. El congresista demócrata Rick Larsen se solidarizó con el almirante al señalar que en la carrera del Ártico participan cinco naciones y EEUU ocupa el último lugar”.

La eventual desaparición de la corteza de hielo en vastas zonas en el Ártico ofrece a futuro grandes oportunidades para la producción de hidrocarburos en la plataforma continental, así como para el transporte del petróleo y otras mercancías. Así, la ruta ártica permite ahorrar entre uno y dos millones de dólares por cada petrolero que lleva el crudo a Japón.

En el Ártico se concentra hasta el 13% de las reservas potenciales del crudo a escala global y un 30% de las del gas, según un informe publicado por el Servicio de Geología de EEUU. Las vastas plataformas continentales del Ártico representan tal vez la mayor zona petrolífera que aún está por explorar, consta en este documento. Las reservas hipotéticas del petróleo en esta región se calculan en torno a 90 mil millones de barriles; las del gas natural, en 47,621 billones de metros cúbicos; y las del condensado de gas, en 44 mil millones de barriles.

De cara a esta futura y posible explotación de estas riquezas, se ha celebrado recientemente la Conferencia de países ribereños de Ilulissat (EE.UU. Canadá, Noruega, Dinamarca y Rusia), donde por cierto de nuevo los EE.UU. aplicaron su política de rodillo y exlcuyeron de la misma a Finlandia, Suecia e Islandia, pese a ser países ribereños. En esta conferencia se ha llegado a un principio de acuerdo por el que la ONU será quien medie en las disputas entre estos países ribereños.

ACTUALIZACIÓN:

Según las recientes informaciones aparecidas, nuestras peores sospechas y presentimientos parecen confirmarse: El calentamiento abre la ruta marítima que bordea el Polo Norte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s