INAUGURACIÓN EN MADRID DE UN MONUMENTO AL SPUTNIK

Madrid cuenta desde hoy (12 de junio de 2008), ante la Embajada de Rusia en España en la calle Velázquez, con una réplica del satélite espacial ‘Sputnik 1′ con motivo del cincuenta aniversario de su puesta en órbita, y cuyo lanzamiento supuso un hito en la historia del siglo XX.

Se trata de una esfera de aluminio de 58 cm de diámetro con cuatro largas y finas antenas, que ya participó el pasado mes de octubre, en una exposición en el Planetario organizada por el Ayuntamiento en colaboración con el Instituto de Técnica Aerospacial (INTA) y la empresa pública Ingeniería y Servicios Aeroespaciales (INSA).

Dada la importancia del lanzamiento ruso para la historia moderna, el Ayuntamiento decidió buscar una ubicación definitiva para dicha reproducción. La réplica está situada en la explanada de la Embajada de la Federación de Rusia, y busca reconocer la labor de todos los que contribuyeron a realizar descubrimientos científicos en el espacio.

Al acto de presentación acudieron la delegada de las Artes del Ayuntamiento de Madrid, Alicia Moreno; el embajador de la Federación de Rusia, Alexander Kuznetsov; el director general de INSA, José Vicente Cebrián; el alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov y los cosmonautas Oleg Kotov y Pedro Duque.

Moreno resaltó que la obra supone una muestra del afecto de los madrileños hacia Moscú, y que la presencia del satélite en la ciudad “recordará los avances que la ciencia ha logrado en estos cincuenta años”.

Por su parte, el alcalde de Moscú se mostró muy satisfecho con la inauguración de este monumento al ‘Sputnik’, y recordó que actos como éste manifiestan “el interés que tiene España en la exploración del espacio”.

El cosmonauta ruso Oleg Kotov, participó en dos expediciones al espacio organizadas de forma conjunta por Rusia y los Estados Unidos realizando tareas de investigación científica y reparación de naves. “Lo veo como un trabajo normal y corriente, como el que pueda tener cualquier otra persona, con los sábados y domingos como festivos”, aseguró.

En cuanto a las tareas de cooperación entre rusos y americanos, Kotov afirmó que en este sentido ambos países tienes su propia parcela de actuación, aunque eso no impide que las relaciones humanas sean excelentes, en parte también por los buenos recuerdos históricos que ambas potencias comparten.

El cosmonauta español Pedro Duque, destacó que el lanzamiento del Sputnik en la era espacial “supuso el hito mayor en la historia, ya que había mucha gente que pensaba que eso no se podía hacer en 1957, y por eso los ingenieros rusos merecen toda la admiración por su eficiencia técnica y por la visión de futuro que tuvieron”.

Anuncios