VLADIMIR GUSINSKI… UN DELINCUENTE MÁS EN ESPAÑA

gusi.jpgVladimir Aleksandrovich Gusinsky , nació el 6 de octubre de 1952 en Moscú, en el seno de una familia judía. Es un billonario ruso miembro de los denominados “Oligarcas” (grupo de empresarios mafiosos que saquearon Rusia durante su transición a la democracia en los años 90). En este grupo de Oligarcas se encontraba comandado por Boris Berezovsky, quien según publicó la prestigiosa revista Forbes en 1996, era el “Padrino” del Kremlin, un jefe mafioso que había incluso mandado matar a sus rivales en numerosas ocasiones. El editor de esta revista en Moscú fue asesinado años más tarde.

Desde 2001 este criminal reside a caballo entre Israel, España, el Reino Unido y EE.UU. después de huir de Rusia y solicitar asilo político en varios países tras haber sido imputado por la fiscalía rusa por los delitos de estafa, robo y evasión fiscal. Su familia vive en Israel y al igual que él, tienen doble nacionalidad rusa e israelí. Precisamente este último atributo, el de ser judío, fue el esgrimido por este empresario mafioso para solicitar el asilo político (al igual que el infame Berezovsky). Aunque la condición de asilo político se le denegó, recientemente se el concedión la nacionalidad española, y es vox populi que se le concedió a cambio de secretos militares rusos entregados a la OTAN, a que es una de las mayores fortunas del planeta, y a la intercesión personal del Rey de España y del Ministro socialista Gomez Aguilar.

Empezó estudiando en el Instituto de Arte Teatral Lunacharski, y más tarde fue director de escena (es evidente que es muy buen actor). Esta actividad la compatibilizaba con un trabajo como taxista; pero muy pronto pasó a formar parte activa del KONSOMOL (las juventudes del Partido Comunista) con ánimo de buscar en su seno relaciones que le resultaran provechosas económicamente. Muy pronto, empezó a realizar turbios negocios aprovechando sus nuevos contactos y amistades, y de esta forma llegó incluso a relacionarse con Yuri Luzhkov, el alcalde de Moscú. La ciudad de Moscú no era justa un gobierno de la ciudad. En 1986, durante el período de la perestroika propugnada por M. Gorbachov, formó una de las primeras joint ventures con capital ruso-estadounidense para crear la Banca Most, que, tras la caída del régimen soviético, se desarrolló con rapidez como Grupo Most, constituido por una docena de empresas con especial incidencia en los medios de comunicación. En este camino meteórico, contó con la ayuda del alcalde de Moscú, y que en esa época tenía mucho poder, y fue precisamente gracias a esta inestimable ayuda, lo que posibilitó que Gusinski se metiera de lleno en el negocio inmobiliario, y bancario.

Pronto empezó a organizar en torno a él una estructura mafiosa de matones a sueldo, en la que llegó a reclutar hasta 1.000 personas, muchos de ellas ex-KGB. Una vez que Gusinsky creó la base financiera necesaria para su expansion, empezó el asalto a los medios de comunicación. En 1994 ya era propietario de un periódico, un semanario, una guía de TV, una estación de radio, la joya de la corona, una cadena de televisión.

Pronto fue acusado, entre otros delitos, de haber desviado 10 millones de dólares en la adquisición de una cadena de televisión (1997). Vinculado a Patria, partido político del alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov. Más tarde se le acusó de estafa, corrupción, y lo más importante, evasión de impuestos, el mismo cargo que sirvió para meter en la carcel a otro famoso y escurridizo mafioso, Al Capone.

Gusinski fue detenido y puesto en libertad, pero puso pronto tierra de por medio. Rusia cursó una orden internacional de detención por estafa y el magnate ruso empezó a verlo todo mal. Decidió entonces que si le tenían que detener que fuera cerca de la residencia familiar en Sotogrande. Allí había pasado buenos momentos bromeando con, entre otros, el alcalde de Marbella, Jesús Gil, tan socarrón como él. Gil logró una entrevista con el influyente alcalde de Moscú, YuriLuzkhov, gracias a Gusinski.

corrupcon.jpgÉste había hecho también negocios en Gibraltar desde Sotogrande. El Peñón era en la pasada década un paraíso para los oligarcas, incluido el dueño del Prestige, Mijail Friedman y cómo sería la concentración de dinero que Gibraltar se convirtió en los principios de esta década en el quinto mayor inversor mundial en Rusia. Escándalos de la globalización.

Así que el 12 de diciembre de 2000 llegó el día D de esta historia, cuando Gusinski voló a Gibraltar desde Londres y cruzó la Verja sabiendo lo que le esperaba. Fue detenido, pero todo estaba previsto y sus amigos se movieron en la mismísima Zarzuela. El presidente saliente de Estados Unidos, Bill Clinton, que preparaba su despedida indultando al también magnate de origen judío Marc Rich, telefoneó al Rey Don Juan Carlos. Éste también recibió la llamada del influyente ministro israelí Simon Peres y cartas del Congreso Mundial Judío.

Al mismo tiempo, el congresista demócrata -también del lobby israelí- Tom Lantos habló con el embajador de España en Washington, Antonio Oyarzábal. El mensaje era claro: España debía proteger a Gusinski de la persecución política de Putin y evitar su extradición.

El juez Garzón le dejó en libertad provisional con una fianza de seis millones de euros y el director de la Guardia Civil, Santiago López Valdivielso puso en su momento a 27 guardias civiles al día a proteger en Sotogrande a Gusinski del KGB.

La Audiencia Nacional decidió rechazar la extradición con voto de calidad del presidente y con el bufete de Garrigues defendiendo al millonario. El magistrado Carlos Ollero votó en contra alertando que no entregar a Gusinski violaba el convenio del Consejo de Europa. La Fiscalía rusa recurrió y ha seguido exigiendo la extradición de Gusinski, pero éste ha conseguido victorias morales en el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

El abogado español de Gusinski que ha llevado los trámites para obtener su nueva nacionalidad ha sido Jorge Trías, quien ha contado con la colaboración de otros profesionales. Al serle concedida, Gusinski ya no tiene nada que temer, porque España no extradita nacionales. También Tony Blair otorgó ese paraguasa Berezovski y las relaciones entre Rusia y Reino Unido se han enfriado considerablemente desde entonces.

Anuncios

Un pensamiento en “VLADIMIR GUSINSKI… UN DELINCUENTE MÁS EN ESPAÑA

  1. Pingback: ¿POR QUE EL GRUPO INFORMATIVO “INTERECONOMIA” MANIPULA TANTO LAS NOTICIAS SOBRE RUSIA? « FORUM UNIVERSITARIO RUSO-ESPAÑOL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s